Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

lunes, 17 de febrero de 2014

Merecido homenaje


Homenaje póstumo a Jesús Fernández en el Etnográfico
Coincidiendo con la Pieza del Mes de febrero 2014, “Máquina de hacer chorizos. La matanza tradicional leonesa. In memoriam Jesús Fernández Salvador”, se desarrolló un emotivo acto en la Sala Espacio Peregrino del Museo Etnográfico Provincial, con sede en Mansilla de las Mulas. El cronista de Mansilla Félix Llorente presentó una embutidora casera, representativa de la colección permanente del museo, realizada íntegramente en madera y precursora de las posteriores máquinas metálicas, para continuar con una amena charla sobre la matanza tradicional del cerdo en Mansilla y su comarca.
Previamente, y con la presencia de su Viuda Pepita y una de sus hijas, el Director del Museo José Ramón Ortiz, el poeta Toño Morala y el propio Félix Llorente, hablaron de las muchas virtudes y buenas maneras que rodearon siempre al bueno de Jesús, de profesión familiar carnicero de Mansilla y de afición coleccionista; primero de monedas y después de legajos, pergaminos, documentos y coplas de cordel. Con el tiempo llegó a formar un interesante archivo por donde pasaron historiadores, profesores, eruditos y estudiosos, a los que acogía siempre de forma amistosa, compartiendo todo con agrado y generosidad.
Nuestro paisano Bernardino refiriéndose a él escribe: “sin presumir de nada, iba dejando huellas de sus trabajos, sus gustos, sus inclinaciones. En cada pueblo debería haber siempre un Jesús que pusiera cariño y fundamento en los avatares de la gente común”.
Al final, todos los asistentes puestos en pie, hicieron resonar con aplausos el recinto del viejo convento agustiniano, hoy convertido en espléndido museo.

 


FLL.  - Fotos Toño Ceballos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.