Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

viernes, 14 de junio de 2013

Patria querida de mis amores

Miro por la ventana y está lloviendo, a mares. Ayer hacía un sol y un calor propio ya del verano en esta primavera desinflada que parece nunca llegar. ¿Dónde estoy? En Asturies, claro está.
Hoy me gustaría hablar de ese hermanamiento que hay entre nosotros, que aún sin tener playa, nos sentimos mucho más identificados con los vecinos del norte que con los castellanos. Que como dice Melendi “Y al abrir el tapón salió mensaje, escrito en negro carbón / Era el mapa de un tesoro, justo encima había un mar / Justo abajo había un LEÓN” ¿Será el carácter? ¿Será que la montaña vive y que la minería une? No lo sé, pero yo después de ciudadano de este mundo llamado Tierra, europeo, español y leonés, de ser algo distinto, sería asturiano.
Los veranos necesitábamos escapar a su mar y ellos necesitaban secar. Hablo en pasado con nostalgia porque aquellos maravillosos años en Mansilla de las Mulas que tenemos en el Facebook son cosa del ayer, aunque un ayer no tan lejano porque hasta hace no mucho jugábamos con todos esos guajes por el pueblo, ¡y lo bien que lo pasábamos! Qué distinta sería mi infancia e incluso mi vida si no hubiera compartido esos ratos con tantos y tantos amig@s asturianines. Recorríamos el barrio de la Pícara Justina jugando a “tres marinos en la mar”, a guerras de perucos en el antiguo frontón de San Agustín, al escondite en la plazoleta del cine o a las chapas en la callejina. Seguro que los del barrio de las Eras, o del otro lado de la carretera como los del barrio del Arrabal tienen los mismos recuerdos que yo.
Cambiando un poco de tema: ¿alguien se ha planteado hacer un “Mansilleses por España”? Porque allá donde voy, siempre hay alguna persona que ha estado en nuestro pueblo o conoce a alguien que vive, ha vivido o veraneado en Mansilla de las Mulas. En dos palabras, ¡somos in-ternacionales! Y eso es algo que me llega de orgullo y satisfacción porque cazurrín soy, y a mucha honra.
El cielo está abriendo por intercesión de la Santina, nuestra madre de Covadonga. AMÉN
Añedul

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.