Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

jueves, 28 de marzo de 2013

De mantillas y peinetas

Durante estos días de Semana Santa vemos procesionar por nuestras calles a mujeres vestidas elegantemente de negro, con mantilla y peineta. Tradicionalmente reciben el nombre de “manolas”, y representan a las mujeres de luto que lloran la muerte y celebran la resurrección de Cristo. Dependiendo de la fecha, lo hacen con mantilla negra (Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo) o con mantilla blanca (Domingo de Resurrección).

Desde finales del siglo XVIII, y por un famoso sainete de Ramón de la Cruz, se utiliza el término “manolo”, hipocorístico de Manuel, como sinónimo de guapo, valiente o chulo, para identificar a las clases populares madrileñas.

Los castizos madrileños llamaban “manolos” y “manolas”, de forma despectiva, a los habitantes de Lavapiés, en otro tiempo barrio judío de Madrid, porque la mayoría de judeoconversos adoptaba como nombre cristiano el de Manuel.

De esta manera si unimos este nombre popular, no tan despreciativo como pueda parecer hoy en día, a la costumbre de vestir mantilla en actos religiosos, llegamos a nuestras actuales “manolas”.

Ana Nieto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.