Preámbulo y Alumbramiento

Preámbulo y Alumbramiento



Aquí nace este blog colectivo y abierto. Unos cuantos “atrevidos”, apasionados de la cultura en sentido amplio, lo ponen en marcha simplemente porque sí, porque todo camino empieza con un primer paso y porque alguien debe echar a andar un proyecto, sin más. Pero no se trata de inaugurar algo -que para cortar una cinta sobrarían gerifaltes voluntarios- sino más bien darle un primer empujón y que tenga continuidad. Los colaboradores iniciales quieren sólo promover e impulsar, no capitalizar este espacio. Lo ideal sería que el blog se nutriese con la aportación de muchos entusiastas que tienen algo que mostrar y se deciden a hacerlo, asumiendo y respetando la fórmula, la filosofía y los principios recogidos en el decálogo del blog. Ellos son los invitados a participar, ellos son los elegidos.

Para participar, puedes enviar tu colaboración al correo :
mansillacultura2012@gmail.com

sábado, 22 de septiembre de 2012

¿Jaula o mansión? ¿Desgracia u oportunidad?


Resulta que cuando proyectaron construir la Prisión provincial en Villahierro llovieron las protestas por aquella ubicación. Aproximadamente tres lustros después, una villa que fue contestataria descubrió que no era para tanto, que no traía más delincuencia ni ruina, ni siquiera mala imagen. Al contrario, se acabó por asumir que generaba ingresos y riqueza, dinamismo, impulso, actividad, y que, en todo caso, más cornadas da el hambre. La prueba es que ahora, planteada la hipótesis de una segunda prisión en la provincia, muchas localidades se pegaban por acogerla. Así pues, ¿fue aquello una afrenta o una oportunidad?

Resulta que una prisión sonaba siempre a mazmorra, calabozo, jaula. En cambio ahora se asemeja más bien a un lugar para vivir, y vivir bien: grandes instalaciones, comodidades, prestaciones, asistencia, atenciones, cafetería, televisión, no sé si Wi-Fi... Como se decía antes, todos los “adelantos”. Incluso tienen que cerrarles la piscina a los internos para no crear envidia a la gente que está (estamos, todavía) fuera. Entonces, en qué quedamos ¿chiquero o alojamiento?

En expresión corriente y muy usada: lo que cambia la vida…

Javier Cuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.